Inicio Deportes Mejoran la accesibilidad exterior de la piscina cubierta de Aspe

Mejoran la accesibilidad exterior de la piscina cubierta de Aspe

Deportes continúa con las mejoras del entorno de sus instalaciones para adaptarlas a las personas con movilidad reducida

La Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Aspe informa a través de una nota de prensa que continúa mejorando el entorno de la piscina Tomas Martínez Urios, con el objetivo de hacerla totalmente accesible y que se pueda recorrer el exterior de todo el centro deportivo sin ningún tipo de obstáculo, tal como se ha ido realizando paulatinamente con el resto de instalaciones municipales. En esta ocasión, durante las últimas semanas se ha venido trabajando en el pavimento que envuelve por la parte Este a la piscina cubierta aspense. Allí, además de consolidar parte del talud perimetral con un doble murete, que próximamente será ajardinado, se ha tratado todo el suelo entre el pabellón deportivo y la piscina de verano con hormigón impreso adoquinado.

Según ha informado el Concejal de Deportes, Chema García Payá, “la finalidad que tenemos es conectar por esa zona, hasta ahora abandonada, la avenida 3 de agosto con la avenida de Orihuela, permitiendo así nuevas opciones de tránsito tanto de personas como de vehículos. Estas obras –continúa declarando el edil de Izquierda Unida– tendrían que haber llegado después de la construcción de la nueva rampa de acceso para personas con movilidad reducida frente al Pabellón y también del esperado ascensor de ese recinto, e incluso de los tan demandados vestuarios mixtos adaptados para niños y niñas en la piscina cubierta, actuaciones de accesibilidad impulsados por esta concejalía que ­– según recuerda García Payá- todas cuentan desde hace tiempo con proyecto técnico aprobado y la mayoría incluso con presupuesto para ejecutarse en 2018.

En este sentido, el Concejal de Deportes ha señalado que “la paralización de esas actuaciones causada por la línea de prioridades que dependen de Urbanismo, no puede hacer que se detenga la hoja de ruta para este año del área de Deportes y menos todavía perder sus partidas presupuestarias por las que tanto luchamos. Por eso –concluye Chema García Payá- estamos cumpliendo con los trabajos previstos que están en nuestra mano, a la espera de que el resto no se demore mucho más tiempo y podamos, además de adaptarnos a la normativa actual de accesibilidad y cumplir con la legalidad, satisfacer de la mejor forma posible a las más de mil personas que hacen uso cada día de las instalaciones deportivas municipales del Ayuntamiento de Aspe”.